pass

domingo, 14 de febrero de 2010

KARNAVALES!!!

Vamos a batir un record, todavía no se han acabado los Karnavales y ya estamos subiendo las fotos. Pero es que seguro que la yaya estaba impaciente...

El viernes fuimos toda la promoción de 4 años vestidos de pitufos. Keno de pitufo deportista y yo (Keneni) de pitufo trabajador. ¡de verdad!, que he hecho méritos todo el año. La pitura no quedó muy lograda a pesar de las 3 capas que nos dieron las profes. Como estábamos tan contentos luego salimos con papá y mamá a lucirnos por pucela.


El domingo a pesar del frío polar por fin vimos cumplido nuestro sueño y pudimos salir con los disfraces que mamá nos dejó elegir. ¡no era justo que no nos dejaran vestirnos de pitufinas así que nos desquitamos con las blancanieves!. Eso sí, los papás se las ingeniaron para que fueramos bien forrados.

jueves, 4 de febrero de 2010

navidad 0910 (III y fin)

Aunque sea con sobredosis vamos a concluir el resumen que los carnavales están encima ya.





Tras un breve, muy breve, paso por casa subimos a otro tren rumbo al Norte, y, sorpresa, Papá Noel también había visitado Oviedo y teníamos mucho que desenvolver.


Os presentamos a Gelatina, nuestro nuevo amigo.


Aunque parezca mentira el gordito de la barba también nos dejó regalos en Edimburgo y Marco y Manuela se ofrecieron a llevárnoslos a Oviedo. Un barco pirata, cómo nos conoce.

En nochevieja a los bisabuelos les dimos su álbum de fotos, y muy mala vida.




Volvimos a casa de la yaya para ¡¡comer uvas!! a una hora rarísima, qué obsesión con la fruta.

cosas de la resaca de año nuevo.




Sin tiempo de olvidarse de papá noel ya había que empezar a prepararse para la llegada de los reyes magos, en Oviedo siempre va ante su embajador el Príncipe Aliatar, que este año no nos dio ningún miedo.

Juegos en casa del yayo
y los disfraces que más nos gustan, pese a quien pese.
En un parque de Oviedo nos dejaron conducir un coche, para orgullo del abu hubo uno de los dos que se daba algo más de maña.


Dice papá que todos los tontos que visitan Oviedo se hacen una foto con este señor tan duro, pues nosotros somos los más tontos.

Os aseguro que entramos a pedir permiso al policía.




Vuelta a casa y allí estaban los Reyes Magos, fuimos a la cabalgata, que sepáis que aquí vienen en caballo, no en camello. Les dejamos algo de almuerzo y al despertar estaban todas estas cosas...

están para comérselos

Había para todos.

Uno de los regalos más exitosos fue el teatro de marionetas, nos gusta casi tanto ver las obras que interpretan los papás como manejar los hilos nosotros mismos.

Atentos a la mala vida que le da Keno al lobo.
video
Como es tradicional rematamos las fiestas con la familia Lobo, disfrutamos del chocolate y el teatro.
Y con esta bella estampa nos despedimos, al fin, de la navidad. Hasta pronto.